Conservar el suelo en óptimas condiciones es indispensable para el sistema alimentario. Podemos considerarlo como el fundamento de la agricultura y el medio en el que se cultivan la mayoría de las plantas destinadas a la producción agrícola. 

 

Si este se mantiene sano, producirá cultivos saludables que posteriormente abastecerán a la población. Por ello, la calidad del suelo está directamente relacionada con la cantidad y la calidad de los alimentos que obtendremos de él.

 

El terreno dedicado al cultivo proporciona a las plantas nutrientes esenciales, agua, oxígeno, y es la base de las raíces que las plantas necesitan para crecer y dar fruto. También asume la función de amortiguación para proteger a las raíces de los cambios de temperatura.

La importancia de mantener el suelo sano para el cultivo

 

Un suelo sano es un ecosistema portador de organismos microscópicos que sirven como multitud de funciones vitales para las plantas y cultivos, entre ellas:

 

  • Transformar la materia inerte en descomposición, así como los minerales, en nutrientes para las plantas
  • Controlar las enfermedades, los insectos y las malas hierbas
  • Mejorar la estructura de los suelos con efectos positivos para la retención de agua y nutrientes 
  • Aumentar la capacidad de los cultivos

La materia orgánica en las tierras de cultivo

 

Esta materia de descomposición biológica interfiere en las propiedades químicas, físicas y de salubridad de las tierras de cultivo. La composición y tasa de degradación afecta a:

 

  • Las características estructurales y de porosidad del suelo
  • La tasa de filtración de agua y la capacidad de retención de humedad
  • La actividad biológica de los organismos terrícolas
  • La disponibilidad de nutrientes en las plantas

 

La fluidez de los nutrientes entre materia orgánica, agua y suelos es imprescindible para potenciar la fertilidad del terreno, pero es necesario que se mantenga con vistas a una producción más sostenible.  

 

Si explotamos un terreno sin restablecer la materia orgánica y los nutrientes, el ciclo de los elementos nutritivos se rompe, la fertilidad del suelo es menor y el equilibrio del agrosistema se destruye.

AgroCentro Santiago Cobo puede ayudar a mantener sanas tus Tierras de Cultivo 

 

Conservar el suelo sano juega un papel esencial para la óptima explotación del mismo. En Agrocentro Santiago Cobo en Mancha Real, Jaén, contamos con amplia variedad de productos y servicios agrícolas para trabajar y mantener tu terreno en óptimas condiciones.

 

Quedamos a tu disposición; contacta con nosotros si deseas solicitar información acerca de nuestros productos o servicios, si quieres resolver cualquier duda o necesitas plantearnos alguna pregunta más específica.