Conozca algunas buenas prácticas para realizar mezclas de fitosanitarios evitando riesgos para la salud humana y el medio ambiente.


Acorde con la legislación específica, la posibilidad o no de la mezcla de distintos fitosanitarios figura en la etiqueta de los productos, y como tal debe encontrarse identificada en la misma. Ello supone que dicho uso ha sido autorizado, y han sido objeto de las correspondientes evaluaciones toxicológicas, de seguridad para las personas (usuario profesional, público en general, grupos de vulnerables, etc.) y de su impacto medioambiental.
En la siguiente tabla se indica el orden recomendado para ir añadiendo secuencialmente la dosis recomendada en la etiqueta:

Leyenda para la mezcla de productos fitosanitarios
Leyenda para la mezcla de productos fitosanitarios

NOTA: (*) se introducirá en primer lugar sólo en caso de que se trate de reguladores de pH específicos. Cuando se utilicen sustancias con propiedades mojantes y que tengan un efecto regulador de pH deberán introducirse en la cuba según el orden asignado a los surfactantes/mojantes.

IMPORTANTE: mantenga activada la agitación en la cuba desde el momento de la mezcla hasta el momento de aplicación. Realice la aplicación lo antes posible para evitar que la mezcla pierda estabilidad se precipite y el efecto no sea el deseado (esto es de especial importancia con aguas alcalinas).

Es igualmente importante conocer el pH del agua y de cada producto. En la mezcla deberemos verter primeramente el más ácido (pH más bajo) y el último el que más básico (pH más alto). En caso de aguas alcalinas debe emplear un corrector de pH, que se adicionará en el tanque en primer lugar antes que el resto de los productos.

Donde encontrar esta información en la etiqueta:

Etiqueta de seguridad de productos fitosanitarios
Leyenda de etiqueta de producto fitosanitario