Nuestra recomendación para los meses de Enero y Febrero es aplicar un abonado para despertar el olivar.

Cuando buscamos altos rendimientos en el olivar, aunque sea un cultivo que se adapta muy bien a condiciones de sequía y apenas necesita cuidados, hay que dar un salto más en cuanto al aporte de agua y fertilizantes.

Aunque el manejo de este cultivo es, a priori, sencillo en comparación con otros cultivos (hortalizas, frutales, etc.), hay algunos tratamientos que haciéndolos en la época correcta, consiguen maximizar la producción del olivar en cuanto a kilos de producción y, sobre todo, en rendimiento graso.

En el cuidado del olivo hay algunos nutrientes que se demandan en mayor cantidad y, por tanto, necesitamos aplicarlos en abundancia y evitar futuras carencias o desequilibrios.
El nitrógeno. El nutriente más importante en el olivar. Garantiza una producción continua de tallos que serán los portadores de frutos en la siguiente campaña.
El fósforo como elemento esencial. Con la correcta aportación de fósforo garantizamos un desarrollo equilibrado de la planta, un aporte continuo de energía y mejora la floración. Es un elemento ligado al crecimiento radicular y mejora el cuajado y maduración de los frutos.
La importancia del potasio. El potasio interviene en la regulación hídrica del olivo, así como en el proceso de maduración, facilitando el llenado y la acumulación de aceites. Aumenta la resistencia a heladas y sequías en el olivar, esto último algo típico en nuestra zona en los últimos años y especialmente para cultivos de secano.
Los micronutrientes, hierro y boro. De entre los micronutrientes esenciales, el hierro y el boro son imprescindibles en el cultivo y abonado del olivo.

Nuestra recomendación para los meses de invierno es aplicar un abonado para despertar el olivar aportando cantidades adecuadas de estos nutrientes que ayuden a construir masa vegetativa y producir tallos preparando su cultivo para un óptimo rendimiento para la próxima temporada.

Disponemos de una amplia gama de abonos complejos tradicionales y especiales para cubrir sus necesidades, algunos de las cuales son:

producitosBIOPRON: Bionutriente ecológico compuesto por dos tipos de microorganismos de acción sinérgica que aportan elementos nutritivos que necesita la planta de un modo totalmente respetuosos con el medio ambiente. Entre sus ventajas principales, está una aplicación muy cómoda ya que se recomienda de 0.5 a 0.75 kg/olivo.

HUMIBIO: Fertilizante organomineral que se emplea preferiblemente como abonado de fondo en todo tipo de cultivos. Registrado en Agricultura Ecológica (SOHISCERT). Formulación completa: NPK, magnesio, azufre y microelementos, con un elevado porcentaje en materia orgánica, que favorece la estructura del suelo, y un alto contenido en extracto húmico total, garantía de un correcto desarrollo vegetativo. Enriquecido con aminoácidos, que aportan rápidamente energía a los cultivos en condiciones adversas, y un importante contenido en extracto de algas marinas seleccionadas, fuente natural de auxinas y citoquininas de gran actividad metabólica y de micronutrientes complejados de alta asimilación de plantas. Se presenta en forma de pellet, facilitando su aplicación con todo tipo de abonadoras.

DURAMON: Abono completo y equilibrado que además de Nitrógeno, Fósforo y Potasio, aporta Magnesio, Azufre y Micronutrientes. Entre sus beneficios agronómicos tenemos:

  • Nitrógeno de liberación gradual durante todo el ciclo del cultivo.
  • Máxima reducción de las pérdidas por lavado y volatilización.
  • Elevado aprovechamiento de las unidades fertilizantes aportadas..
  • Optimo enraizamiento inicial y correcto desarrollo vegetal posterior.

DURAMON 26: Fertilizante granulado de liberación gradual de nutrientes, rico en nitrógeno y complementado con magnesio y azufre. Su protección del nitrógeno permite un suministro adecuado al ciclo del cultivo, disminuyendo las frecuentes pérdidas por lavado y volatilización del resto de abonos nitrogenados.

NITROFOSKA-SUPER-OLIVONITROFOSKA SUPER OLIVO: Abono complejo especialmente indicado para aplicar en olivo tanto de secano como de regadío, aportando todos los nutrientes que éste necesita para conseguir la máxima rentabilidad del olivar. Entre sus ventajas podemos citar: una relación de nutrientes especialmente adaptada para el olivo y totalmente disponibles para el mismo; bajo contenido en cloro; sin urea; enriquecido con magnesio, azufre y micronutrientes; elevada solubilidad; y una granulación homogénea y sin polvo que le permite un reparto uniforme.DURATEC-TOP-21

Abono compuesto NPK 21-5-9+2 Mg de mezcla con micronutrientes, parcialmente recubierto y con inhibidor de nitrificación. DuraTec® Top 21 es un abono completo y con alto contenido en Nitrógeno que es liberado lentamente entre 12 y 18 semanas. Esto permite la nutrición óptima del cultivo a lo largo del ciclo, con el máximo aprovechamiento de los nutrientes. DuraTec® Top puede utilizarse como aplicación única o como apoyo a la fertirrigación.

¡Estamos a su disposición para ofrecerles mayor información y un asesoramiento personalizado!